Modernidad Líquida

Zygmunt Bauman (2003)

La era de la modernidad sólida ha llegado a su fin. ¿Por qué razón sólida? Pues los sólidos, en contraste a los líquidos, preservan su forma y persisten en el tiempo: duran. En cambio, los líquidos son informes y se convierten constantemente: fluyen. De ahí que la metáfora de la liquidez es la conveniente para aprender la naturaleza de la fase actual de la modernidad. La disolución de los sólidos es el rasgo permanente de esta fase. Los sólidos que se están fundiendo ahora, el instante de la modernidad líquida, son los vínculos entre las elecciones individuales y las acciones colectivas. Es el instante de la desregulación, de la flexibilización, de la liberalización de todos y cada uno de los mercados. No hay pautas estables ni predeterminadas en esta versión privatizada de la modernidad.


La Construcción Social de la Realidad

Peter L. Berger y Thomas Luckmann (1966)

El doble carácter de la sociedad como «facticidad objetiva» y como «complejo de significados subjetivos», que orientó respectivamente las teorías sociológicas de Durkheim y de Weber, dio paso -sobre todo a partir de Alfred Schutz, en cuya obra se cimienta la posición de los autores- a este nuevo interrogante: ¿Cómo es posible que los significados subjetivos se vuelvan facticidades objetivas? Es tarea de la sociología del conocimiento captar la forma en que cristaliza, para el sentido común del hombre de la calle, una «realidad» ya establecida: debe ocuparse del análisis de la construcción social de la realidad. Debe examinar los modos generales por los cuales las “realidades” se dan por “conocidas” en las sociedades humanas, los procesos por los que cualquier conjunto de conocimientos queda establecido socialmente como realidad.


La Imaginación Sociológica

Wright Mills (1959)

Mills estudia los inconvenientes teóricos, prácticos y morales de las ciencias sociales y de las escuelas de sociología estadounidenses, y al tiempo resulta una nueva formulación y una defensa del análisis sociológico tradicional que da orientación cultural a nuestros estudios humanos. La imaginación sociológica incluye al actor, la acción y las relaciones sociales; de ahí que «ningún estudio social que no vuelva a los inconvenientes de la biografía, de la historia y de sus intersecciones en la sociedad, ha terminado su jornada laboral». Esa es una distinción de toda obra tradicional de ciencia social; es una cualidad mental particular que se opone a cualquier conjunto de técnicas burocráticas que impiden la investigación, exactamente por imponer metodologías de tendencia o bien conceptos oscuros sin relación con los inconvenientes públicos esenciales.


La Sociedad de Consumo

Jean Baudrillard (1970)

Baudrillard analiza las sociedades occidentales contemporáneas. Centrándose en el fenómeno del consumo de objetos, tema que abordó en El sistema de los objetos. En la conclusión de ese volumen, ya formulaba el plan de la presente obra: «Hay que plantear claramente desde el comienzo que el consumo es un modo activo de relacionarse (no sólo con los objetos, sino con la comunidad y con el mundo), un modo de actividad sistemática y de respuesta global en el cual se funda todo nuestro sistema cultural». La sociedad de consumo, es un libro que las jóvenes generaciones deberían estudiar cuidadosamente pues posiblemente les inculque la misión de quebrar este mundo monstruoso de la abundancia de objetos —tan extraordinariamente sostenido por los medios de comunicación de masas y, sobre todo, por la televisión—, un mundo que nos amenaza a todos.


La Gran Transformación. Los Orígenes Políticos y Económicos de Nuestro Tiempo

Karl Polanyi (1989)

Karl Polanyi cuestiona la subordinación del perfil social al progreso económico y propone invertir el planteamiento: encontrar primero la esencia de la convivencia histórica a través de una plena reorganización internacional de las instituciones sociales, antes de que el pragmatismo económico anule los valores esenciales de la vida humana. La gran transformación se publicó por vez primera en Nueva York en 1944. Un año después se editó en Londres y desde entonces este libro rotundo y fascinante ha sido traducido a varias lenguas. Su redescubrimiento data sin embargo de estos diez últimos años. El largo periodo que permaneció sumido en el olvido se debe en parte a la fecha de su publicación y también a la radicalidad de las tesis que en él se defienden.


La Razón Populista

Ernesto Laclau (2005)

El populismo, práctica política históricamente desdeñada, es pensado en este libro como una lógica social y como un modo de construir lo político desde un enfoque que se aleja del punto de vista sociológico. El autor, con base en el posestructuralismo y en la teoría lacaniana, analiza el populismo estadunidense, el kemalismo turco y el peronismo de la resistencia, y aporta una nueva dimensión al análisis de la lucha hegemónica y de la formación de las identidades sociales, fundamentales para comprender los triunfos y fracasos de los movimientos populares. Su reformulación del concepto de “pueblo” lo lleva a retomar la discusión con Slavoj Zizek, que había quedado inconclusa en Contingencia, hegemonía, universalidad, en torno a la sobredeterminación de la identidad política. Cuestiona asimismo la caracterización de la multitud que plantearon Michael Hardt y Toni Negri en Imperio para poner el acento en el poder unificador de las demandas.


El Apoyo Mutuo

Piotr Kropotkin (1902)

En su versión divulgativa, la teoría de la evolución de Darwin suele llegarnos filtrada por la ideología capitalista, que se ha apropiado de ella para justificar científicamente sus presupuestos. Así, la victoria en la famosa «lucha por la vida» ha pasado en el imaginario occidental a ser patrimonio de «los más fuertes». Sin embargo, esta simplificación interesada no figuraba como tal en la teoría de Darwin, que se inclinaba más por la figura de «los más aptos». Lo que Kropotkin descubrió puede ser fácilmente resumido: «Los más aptos» no tienen por qué ser los más fuertes ni los más individualistas, sino los que mejor se adaptan al entorno. Y las especies que más posibilidades tienen de sobrevivir son aquellas que saben encontrar en la solidaridad la mejor arma para asegurar su devenir.


La Revolución Rusa. Un Examen Crítico

Rosa Luxemburgo (2008)

La relectura de una obra fundamental como la de Rosa Luxemburgo aporta hoy claves al pensamiento revolucionario mundial. En su ensayo La Revolución rusa. Un examen crítico, escrito durante su período de reclusión en la cárcel de Breslau (1918), realiza una crítica incisiva al desarrollo de la Revolución rusa y los sucesivos trastornos sufridos en su evolución a consecuencia de la ruptura producida con la socialdemocracia occidental. El consecuente aislamiento y las restricciones impuestas por los bolcheviques a la democracia obrera figuran entre sus principales críticas a este proceso revolucionario. La Revolución rusa. Un examen crítico se publica en 1922 por iniciativa de Paul Levi, compañero de militancia, luego del asesinato de esta audaz revolucionaria junto con Karl Liebknecht.


Breve Historia del Neoliberalismo

David Harvey (2005)

Este libro describe la genealogía del neoliberalismo como la construcción de un arma de consenso ideológico y de un instrumental de gestión macroeconómica y de ordenación microeconómica de la empresa y del Estado. Harvey demuestra cómo el neoliberalismo fue una contundente y articulada respuesta política concebida por las clases dominantes globales para disciplinar y restaurar los parámetros de explotación considerados razonables tras la onda de luchas que recorrieron el planeta tras la Segunda Guerra Mundial. De acuerdo con el análisis efectuado por Harvey, el objetivo del neoliberalismo era modificar el equilibrio político y la relación de fuerzas existente en el conjunto de la economía-mundo capitalista recurriendo para ello a todo el arsenal de la violencia económica, estatal y militar.


Las Caras del Trabajo Social en el Mundo. Per(e)sistencia Bajo el Capitalismo Tardío

Paula Vidal Molina (2017)

Este libro pretende fijar algunas ideas: que el trabajo social se mantiene firme y constante en el mundo hasta la superación del capitalismo, al mismo tiempo que mantiene y resiste las acciones y políticas que producen y reproducen el capitalismo como sistema de alcance mundial. En efecto, el capitalismo tardío –siguiendo a Ernest Mandel– es el escenario sobre el que nos toca actuar. Mostrar la diversidad de comprensiones, modos de enfrentar la regresión de nuestros pueblos y los desafíos profesionales que se imponen es el objetivo de esta publicación, que reúne a grandes intelectuales del trabajo social a nivel mundial. En Chile existe un déficit de conocimiento acerca de los modos en que se expresa la profesión en otras latitudes.


La Galaxia Internet

Manuel Castells (2001)

Internet es el tejido de nuestras vidas. Si la tecnología de información es el equivalente histórico de lo que supuso la electricidad en la era industrial, en nuestra era podríamos comparar a ‘Internet con la red eléctrica y el motor eléctrico. Dada su capacidad para distribuir el poder de la información por todos los ámbitos de la actividad humana. Es más, al igual que las nuevas tecnologías de generación y distribución de energía permitieron que la fábrica y la gran empresa se establecieran como las bases organizativas de la sociedad industrial. Internet constituye actualmente, la base tecnológica de la forma organizativa que caracteriza a la era de la información: la red. Una red es un conjunto de nodos interconectados. Las redes son formas muy antiguas de la actividad humana, pero actualmente dichas redes han cobrado nueva vida, al convertirse en redes de información impulsadas por Internet.


El Materialismo de Marx. Discurso Crítico y Revolución

Bolívar Echeverría (2011)

Se reúnen en este libro tres comentarios a las Tesis sobre Feuerbach, de Karl Marx, y una conferencia de abril de 2010 en la que se hace referencia a ellas en referencia a la historia y la situación actual de la filosofía. El primer comentario constituyó el contenido de la tesis con la que el autor obtuvo, en 1974, la licenciatura en Filosofía por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, bajo el título de ”Apuntes para un comentario de las ‘Tesis sobre Feuerbach”‘. Posteriormente se publicaron otras tres versiones tituladas, respectivamente, “La revolución teórica comunista en las Tesis sobre Feuerbach” (Historia y Sociedad núm. 6, 1975), “Nota para un comentario de las Tesis sobre Feuerbach” (Cuadernos del Seminario de El capital de la Escuela Nacional de Economía, UNAM, México, enero de 1975) y “El materialismo de Marx” (El discurso crítico de Marx, Era, México, 1986).


Contragolpe Absoluto para una Refundación del Materialismo Dialéctico

Slavoj Zizek (2016)

Hoy, sin embargo, deberíamos aplicar este lema al propio Lenin: si su obra Materialismo y empiriocriticismo fracasó claramente en su objetivo de elevar el materialismo filosófico al nivel de la teoría de la relatividad y la física cuántica, tampoco puede ayudarnos a entender otros hallazgos como el psicoanálisis freudiano, por no mencionar los fracasos del comunismo del siglo xx. Este libro es un intento de contribuir a esta tarea, proponiendo nuevos cimientos para el materialismo dialéctico. Deberíamos leer el término «dialéctica» en el sentido griego de dialektika (como semeiotika o politika): no como un concepto universal, sino como el conjunto de «cuestiones dialécticas [semióticas, políticas]», o como una mezcla inconsistente (no-Toda). Y por eso este libro contiene capítulos en (y no sobre) el materialismo dialéctico: el materialismo dialéctico no es el tema del libro; más bien se pone en práctica a lo largo de sus páginas.


Una Invitación a la Sociología Reflexiva

Pierre Bourdieu y Loïc Wacquant (2005)

En el momento de su aparición original en inglés en 1992, este libro, fruto de una colaboración transatlántica de varios años, pensaba innovar a la vez por su objeto y por su forma, concebidos ambos para prolongar y ampliar lo que había sido al principio una experiencia de pedagogía de la investigación. Su objeto: poner en cortocircuito los intermediarios usuales, contornear las zonas vedadas, aclarar los tramos en sombras y allanar los malentendidos que rodean la “teoría de la práctica” desarrollada y puesta en ejecución por Pierre Bourdieu y sus colaboradores durante más de tres décadas sobre un vasto frente empírico. En suma, apartar un máximo de obstáculos y trazar caminos que pretenden facilitar la circulación internacional de instrumentos de construcción sociológica cuya fecundidad se confirma y aumenta a medida que se extiende su campo de aplicación.


Los Herederos, los Estudiantes y la Cultura

Pierre Bourdieu y Jean-Claude (2009)

La construcción de poder y los mecanismos de dominación en el ámbito de la cultura son el eje de este célebre trabajo de los influyentes pensadores franceses. Y lo hacen empleando una metodología en la que converge la indagación empírica con la crítica política y social en un enlace de proporciones justas. Valiéndose de estadísticas y estudios de campo, Pierre Bourdieu y Jean-Claude Passeron demuestran aquí que las instituciones escolares, lejos de afianzar los principios democráticos y formular posibilidades igualitarias, actúan otorgando títulos y reconocimiento a quienes pertenecen a sectores socioculturales y económicos privilegiados. Así, ponen en funcionamiento la exclusión de las clases más desfavorecidas o su estancamiento en ciertas disciplinas a partir de la restricción de elección. En este sentido, el sistema educativo reproduce y refuerza las desigualdades sociales de origen, a las que concibe como dones naturales irreversibles.


El Sentido Social del Gusto

Pierre Bourdieu (2010)

La intención de Pierre Bourdieu de construir elementos que permitan fundamentar una sociología de la cultura se encuentra ya en los comienzos de su producción científica y ha estado presente como preocupación en muchos de sus trabajos. A lo largo de más de cuarenta años de reflexiones teóricas e investigaciones empíricas, Bourdieu construyó una serie de conceptos articulados en una lógica de análisis específica que, superando distintas dicotomías que fueron planteadas en el origen mismo de las ciencias sociales, permiten comprender y explicar diversos fenómenos sociales, entre los cuales, sin duda, ocupan un lugar importante aquellos que están ligados a los distintos ámbitos de producción y consumo de bienes simbólicos.  Evidentemente, los dos conceptos centrales de su teoría, campo y habitus, han mostrado diferentes grados de explicitación en todos esos años de trabajo y en diferentes momentos y contextos de producción.


El Oficio del Científico

Pierre Bourdieu (2003)

Creo, en efecto, que el universo de la ciencia está amenazado actualmente por un temible retroceso. La autonomía que la ciencia había conquistado poco a poco frente a los poderes religiosos, políticos o incluso económicos, y, parcialmente por lo menos, a las burocracias estatales que garantizaban las condiciones mínimas de su independencia, se ha debilitado considerablemente. Los mecanismos sociales que iban apareciendo a medida que dicha autonomía se afirmaba, como la lógica de la competitividad entre los iguales, corren el riesgo de ser utilizados en provecho de objetivos impuestos desde fuera; la sumisión a los intereses económicos y a las seducciones mediáticas amenaza con unirse a las críticas externas y a los vituperios internos, cuya última manifestación son algunos delirios «posmodernos», para deteriorar la confianza en la ciencia, y, muy especialmente, en la ciencia social.


Campo de Poder, Campo Intelectual

Pierre Bourdieu (2002)

El concepto de campo intelectual marca un punto de quiebre en la moderna sociología de la cultura. Fue acuñado por el sociólogo francés Pierre Bourdieu (1930-2002) a partir de un vasto programa de investigaciones diseñado en los años ’60, que comenzó con el estudio del sistema escolar francés y se extendió a áreas del conocimiento como la formación de las élites intelectuales, los campos profesionales, la percepción artística y las formas de consumo estético, el campo de las academias y su homo academicus, el campo político y el problema de la representación, etc. El campo intelectual en tanto espacio social relativamente autónomo de producción de bienes simbólicos permite una comprensión de un autor o una obra (y también de una formación cultural o política) en términos que trascienden tanto la percepción sustancialista, tributaria de la ideología romántica del genio creador, como la percepción de la sociología mecanicista, que simplemente los reduce a sus determinantes sociales.


Cosas Dichas

Pierre Bourdieu (2000)

El autor explicita los presupuestos filosóficos de su búsqueda. Evoca la lógica concreta de sus investigaciones. Refuta las objeciones que se le opusieron con más frecuencia. Aclara ciertos aspectos mal comprendidos de su trabajo. Los textos aquí reunidos, en su mayoría basados en ponencias y exposiciones espontáneas ante especialistas de las más diversas disciplinas, reflejan la asombrosa amplitud del campo de investigación de Pierre Bourdieu. Al lado de nuevas definiciones de la metodología sociológica, los criterios de ésta y su necesidad de una constante autocrítica, el autor analiza temas como “la disolución de lo religioso”, “el espacio social y el poder simbólico”, propone un “programa para una sociología del deporte” y ataca las deficiencias y métodos dudosos de los sondeos. La vivacidad del discurso permite apreciar un modo de pensamiento que puede ser un instrumento liberador del socioanálisis.


Historia de la etnología; Tylor y los profesionales británicos

Ángel Palerm

El presente volumen, tercero de mi Historia de la etnología,” corresponde a Gran Bretaña, el centro del primer desarrollo de la etnología modetna. Desde el punto de vista cronológico, abarca el período que comienza con las primeras obras de Tylor, en la década de 1860, y termina cuando la antropología social alcanza la hegemonía intelectual, académica y profesional; o sea aproximadamente entre las dos guerras mundiales. El subtítulo empleado en este volumen, Tylor y los profesionales británicos, quiere dar reconocimiento a la obra extraordinaria de quien fue, a la vez, el último de los grandes evolucionistas del siglo X I X y el primero de los grandes profesionales del X X . Tylor fue, sin duda, la figura principal en la transición hacia la antropología profesional moderna, transición que se realizó en Gran Bretaña antes que en otros países.


Antropología, la ciencia del hombre

Margaret Mead

La muerte, durante este año, de Alfred Kroeber y Clyde Kluckhohn ha puesto agudamente ante mi conciencia, y creo también ante la conciencia de muchos antropólogos, la especial necesidad que tenemos de conservar a quienes nunca permiten que su activa fidelidad a su propia disciplina los absorba y los aísle de la comunidad de los científicos y estudiosos. Los antropólogos se hallan mejor dotados que los integrantes de la mayoría de otras disciplinas para contribuir activamente al progreso del pensamiento ordenado, si bien estamos sujetos también a formas particulares de inclinaciones rutinarias que nos aíslan. Parece oportuno que consideremos estas aptitudes esenciales que nos unen y a veces nos separan de la comunidad intelectual más amplia, en este año en el que hemos perdido los últimos de aquellos que siempre deben destacarse como gigantes porque ellos representaban- al crecer dentro de la disciplina- con mayor autoridad la antropología que los más jóvenes.


Sociología y Antropología

Marcel Mauss

Al publicar este conjunto de estudios del tristemente desaparecido Marcel Mauss creemos satisfacer el legítimo deseo de sociólogos y etnógrafos, asi como el de los estudiantes de ambas disciplinas que venían manifestándose en este sentido desde hacía tiempo. En efecto, cada uno de estos estudios, y en especial los dos primeros, que son los más importantes dentro de los aquí recogidos, constituyen auténticas monografías de Sociología, ya que su calidad y contenido sobrepasa la de muchos libros. El hecho de que los lectores se encontraran ante la imposibilidad de consultarlos sin antes localizar las revistas en que estaban dispersos constituía una verdadera traba, tanto en Francia como en el extranjero, para llevar a cabo el trabajo científico. Nos sentimos especialmente satisfechos de que una obra maestra de la Sociología francesa como es Le Don pueda por fin aparecer en un volume completo y fácilmente manejable gracias a la «Bibliothèque de Sociologie Contemporaine», dentro de la cual constituye una de las primeras publicaciones.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Richard Sennett. Juntos. Rituales, Placeres y Política de Cooperación.


Eduardo González Calleja. El Laboratorio del miedo.

 


Hannah Arendt. Sobre la Violencia